Amiga, ¿quién eres?

Ayer regresé a clases, sola, como iba a ser. Tenía miedo y lloré un poco antes de salir de casa. Pero creo que las cosas salieron bien. No me dio miedo hablarle a la gente, y es que tenía que deshacerme de la desconfianza, pues todos o casi todos los trabajos son en equipo y además los compañeros se portaron bien, me preguntaban: “Amiga, ¿quién eres?” y les explicaba. Espero que así sea siempre, no lo de explicarles, sino lo de que se porten bien. Hoy me enfrentaré con mi némesis: David Flores. Es un maestro al que temo. Ahora sí debo leer y tratar de descifrar qué rayos dice para contestarle si es que me pregunta. A ver qué pasa. Creo que estaré bien. Ah, también vi a un viejo amigo se podría decir? No se si saludarlo…

This entry was posted in General.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *