Se acerca el final

He querido escribir tantas cosas en este mes que ha pasado, pero la escuela ha absorbido mis ganas de vivir, mi mojo, más gachamente que nunca, con el diplomado de 8 horas, las clases y trabajos finales. Pero ya se acerca el fin y espero que nada ni nadie me detenga de seguir mi camino, de continuar mi viaje…o sea que no me queden segundas y cosas así.

Se siente como el último respiro antes de llegar a la meta, el último no se que…estoy un poco alzheimérica últimamente, tan cansada que ya no recuerdo los nombres de las cosas, sólo digo para qué sirven: “la madre esa azul que le pones papeles adentro. ¿El folder? Sí, eso”.

Por cierto me volví a caer y me lastimé la rodilla buena y el Dr. Vanegas se despidió de nosotros el viernes pasado…sniff.

(En el fondo de mi cabeza: las golondrinas). Buaaaaaaaa!!!!!