La vejez y el Tetris

Pues resulta que estoy viendo el último capítulo de la quinta temporada de The Big Bang Theory y Sheldon dice:

Remarkable. In just under a half hour, 200 metric tons of fuel will ignite in a controlled explosion right beneath Howard’s keister. And all from a country whose entire contribution to the global economy has been Tetris and mail-order brides.

…que se traduce más o menos como: “Sorprendente. En menos de media hora, 200 toneladas métricas de combustible harán ignición en una explosión controlada bajo el trasero de Howard. Y todo de un país cuya entera contribución a la economía global han sido el Tetris y las novias por correspondencia”.

Como no sabía que el Tetris era ruso, me fui a investigar más a la wikipedia. Y lo primero que veo es: “Fue lanzado el 6 de junio de 1984”. Ya ni siquiera leí lo demás. Me ataqué de la risa y luego me agüité. ¿Por qué? Porque el domingo pasado, osea el 3 de junio, cumplí 28 años. Soy más vieja que el Tetris. Mi madre lo encontró hilarante.

Mi primer zarzuela

Ese mismo día (el martes pasado) después de Volver al Futuro, arrastré a mis papás al teatro a ver a mi profe de canto y amigo Jorge en una zarzuela cubana llamada María la O de Ernesto Lecuona

Zarzuela María la O

Zarzuela María la O

Nunca había visto una zarzuela en mi vida y no tengo idea de cómo hacer una reseña de esto pero lo que vi estuvo muy padre, la música es buenísima, sonaba lindísimo y los actores estuvieron muy bien. Aunque no bailaban superbien, lo hacían ver divertido. Obviamente, por ser el estreno hubo unos errorcillos pero los salvaron. Mi profe estuvo divertidísimo en su papel de Santiago y fui a felicitarlo después de la función:

Jorge y yo

Con el profe Jorge aún maquillado

Y resulta que mi otro profe de canto Erik también salía y yo ni enterada. Lo vi también un momentito y por eso no pudimos tomarnos foto =(
Sólo estuvieron una noche más pero esperan reponerla en un futuro. Espero que les salga todavía más padre.

Nostalgia ochentera

Hace dos días fui al cine a ver Volver al futuro, ya que la pusieron de vuelta por su 25 aniversario. No había mucha gente. Se me ocurrió llevar a mis padres. En la sala sólo había otra familia con un montón de niños que parecían ser primos o amiguitos que se añadieron. Estoy segura que yo era la única fan. Mis padres se rieron, sí. A los papás de esos niños jamás los escuché reír o hacer otro comentario. Los niños se la pasaron haciendo ruido. No puedo creer que se aburrieran, bueno, esa fue la impresión que me dieron. No estaban poniendo atención. Yo, en cambio, estaba como loca, emocionadísima, riéndome y gritando: “Wuuuu =O” cuando el Delorean hacía lo suyo. Aunque la peli salió cuando yo tenía un año, sí viajé en el tiempo, a mi niñez. Unos años después mi papá consiguió las pelis y las veía los sábados desde bien tempranito en la mañana. Eso fue lo que recordé. Buenos tiempos, buenos tiempos =)